Fuentes de Madrid II

Decía Juan López de Hoyos (*), profesor y cronista del Madrid del siglo XVI, que el emblema de la ciudad desde tiempos antiguos era “Fui sobre agua edificada, mis muros de fuego son… este es mi emblema y blasón”; lo de los muros de fuego suena extraño y cuasi infernal, pero se refiere a la constante presencia en las construcciones madrileñas del pedernal o silex, material usado para crear chispas y fuego. Fui sobre agua edificada nos recuerda la cantidad de agua presente en el subsuelo madrileño y que el primer asentamiento de la ciudad surgió en torno a la fuente o alcantarilla de San Pedro, manantial que brotaba en el entorno de Puerta Cerrada y que discurría por la actual calle Segovia, llegando a crear un auténtico barranco.

El emblema lo podemos ver hoy en día en la plaza de Puerta Cerrada, en uno de los grafittis que sobreviven de tiempos del alcalde Tierno Galván.

(*) Historia de la Villa y Corte de Madrid Vol. I de José Amador de los Ríos. Página 18. 

Seguimos nuestro repaso a algunas de las fuentes menos conocidas de la ciudad de Madrid.

Fuente de la Cuesta de los ciegos

Pequeña fuente con escudos del Ayuntamiento de Madrid durante la II República Española (la fuente es de 1932). El escudo madrileño republicano se diferencia del habitual en la corona, mientras que el habitual tiene una corona real, el republicano tiene una corona mural, es decir, la imagen de una fortaleza o castillo. La fuente más conocida de Madrid, la Cibeles, posee una corona mural, pues entre otras cosas, era la Diosa de las murallas.

Merece la pena visitar la zona, la Cuesta de los ciegos es una de las pendientes más pronunciadas de Madrid, ya que se encuentra en el antiguo barranco de la calle Segovia y asciende hasta el alto de las Vistillas, a través de cientos de escalones. Antiguamente la muralla ascendía por este tramo hacia la morería de Madrid.

  • Cuando visitarla: Todo el año. Si te vas a animar a subir la Cuesta, evita el verano.
  • Donde: A la altura del 29 de la calle Segovia se encuentra la Cuesta de los Ciegos, la fuente estaría en el número 2 de la Cuesta. Ubicación.

Más información.

 

Fuente de la Plaza del Biombo

La fuente no deja de ser un pequeño lavadero ornamental anexo a un edificio de viviendas, vale la pena acercarse a verla para conocer la plaza en la que se encuentra, situada a medio camino entre las plazas de la Villa y la de Oriente, pasa desapercibido este pequeño y silencioso lugar, existen varias teorías sobre el origen del nombre de la plaza, no me decantaré por ninguna y os invito a investigar.

Formando parte de la plaza se encuentra la iglesia más antigua de Madrid, la de San Nicolás de los Servitas o de Bari, en la que destaca su campanario mudejar (posiblemente es el minarete de una mezquita reconvertido a campanario), el uso del pedernal en los muros y el magnifico San Nicolás labrado en su portada barroca. En el interior destaca el artesonado del techo, una auténtica maravilla.

Aquí estuvieron enterrados Juan de Herrera y Pedro Calderón de la Barca, trasladados en diversos momentos de la Historia, nos lo recuerda la presencia de sus calles en torno a San Nicolás y la Plaza del Biombo.

Fuente de Pontejos

Situada en una de las plazas más populares de Madrid por la presencia de los comercios de mercerías y telas, así como la cercanía a la Puerta del Sol.

Nos dicen las informaciones que fue un pilón de aguadores situado en Sol desde el siglo XVII, en 1838 con Pontejos como alcalde se trasladó a la conocida como Plaza de la Paz o de los Pájaros, para ser reformada en 1849, añadiendo el busto de Joaquín Vizcaíno, más conocido como el Marqués viudo de Pontejos (título nobiliario de su esposa).

A Joaquín Vizcaíno, vicalvareño y Marqués viudo de Pontejos, se le sigue recordando como un gran alcalde, pese a lo corto de su mandato (de 1834 a 1836 fue corregidor de Madrid, durante la regencia de la primera María Cristina) y su corta vida (falleció en 1840 con apenas 50 años).

Se le recuerda también en la Plaza de las Descalzas con una gran estatua junto al Padre Piquer, ambos a las espaldas del Monte de Piedad, Piquer es homenajeado por haber traído la idea del Monte de Piedad en 1702, y a Pontejos por haber creado el Caja de Ahorros del Monte de Piedad de Madrid (hoy Bankia) en 1838.

Más información. CasinodeMadrid | Wikipedia | Abc

No Comments

Post A Comment